miércoles, 4 de enero de 2012

Descubriendo el Infierno sobre ruedas

El año no ha podido terminar mejor: encontrando, casi por casualidad, una de esas series que te paras a ver el trailer, no te decepciona, decides ver el piloto y sales encantada. En mi caso con ganas de ver el siguiente. Y cuando llevas 6 episodios te das cuenta de que quieres recomendarla a un montón de gente. Y aquí estoy, hablando de Hell On Wheels (Infierno sobre ruedas).


Para aquellos que no les suene, quizás os ayude saber que la cadena responsable es AMC, de la que puedo decir sin miedo a equivocarme que sabe hacer series. La prueba de ello la tenemos en The Walking Dead, Braking Bad, Mad Men y la última The Killing. Con estos antecedentes, ¿cómo iba yo a resistir la tentación de echar un vistazo a su nueva propuesta? Además, dicho sea de paso, se agradece un género diferente a la comedia/tragedia o a la ciencia ficción. Hell on Wheels es una serie historia, un wester basado en una historia real, con una ambientación y un realismo muy bueno, con un hecho transcendental en la historia estadounidense y con historias "pequeñas" que se van juntando hasta formar un curioso grupo de personajes.

Por si os pica la curiosidad me meto un poco más en la historia: la trama se ubica en los años 1860, tras el término de la Guerra de Secesión, y se enfoca en Cullen Bohannon (Anson Mount, solo por él muchas querréis ya ver la serie, os lo garantizo), un exsoldado confederado quien busca venganza contra los combatientes de la Unión que mataron a su esposa. Su búsqueda lo lleva al occidente hasta el asentamiento itinerante conocido como «Hell on Wheels» en Nebraska, el cual sigue la construcción del Primer ferrocarril transcontinental de Estados Unidos. No obstante, las cosas se complican cuando una tribu cheyenne ataca la construcción del ferrocarril, con el fin de evitar que sigan construyendo en sus tierras. Entre eso, un cura en crisis, un regimiento de prostitutas, una dama con mucho orgullo, un sueco con muy mala leche (perdón, noruego), un esclavo con muchos huevos, un indio convertido al cristianismo, y un empresario obsesionado, estaba asegurado que estaría a la altura de sus series hermanas de AMC. De hecho ya ha tenido regalo de reyes, y ha sido renovada para una segunda temporada. Echar un vistazo:


Personalmente el western es un género que no me disgusta, pero este concreto me ha encantado. La ambientación, el trasfondo histórico, las relaciones personales y cómo se van mezclando las historias, la lucha de los protagonistas (cada uno a su estilo, y la mayoría armados) por sus objetivos personales (venganza, trenes, libertad, cristianismo, follar...) la convierte en una serie amena, completa y diferente.

Como siempre recomiendo, os aconsejo verla en versión original con subtítulos, ganan mucho todas las series. Si es vuestro caso, su emisión son los lunes y llega con subtítulos los martes vía online. Para aquellos más perezosos no os preocupeis, que ya se ha colado entre las cadenas españolas aunque sin fecha confirmada. ¿Qué os parece?

[[ACTUALIACIÓN: buenas noticias para el territorio español, Antena3 se ha hecho con los derechos y en breve podremos disfrutarla en el salón. Fecha sin confirmar, estar pendientes.]]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada